Testimonios sobre nuestro primer diplomado semipresencial
Por: Instituto DIA
05 | 11 | 2019

El Instituto DIA inaugura su primer diplomado semipresencial en Mediación Pedagógica del Lenguaje. Te presentamos testimonios de esta experiencia educativa que combina charlas presenciales con sesiones en línea.

Francisco Mayén es director de una escuela primaria. La escuela está en Naucalpan, pero él vive en Ecatepec, y cada día recorre alrededor de 35 kilómetros tanto de ida como de vuelta. Pero estos últimos meses, los jueves por la noche, su camino a casa después del trabajo es distinto: Mayén forma parte de las sesiones virtuales del diplomado semipresencial en Mediación Pedagógica del Lenguaje, impartido por el Instituto DIA.

Aprovechando la tecnología y la innovación, el Instituto DIA recién inauguró —el 31 de agosto de 2019— su primer diplomado semipresencial, el cual ofrece sesiones virtuales por medio de una plataforma que permite, en tiempo real, intercambiar opiniones y generar conocimiento a partir de la metodología dia.

Nuestra especialidad en Mediación Pedagógica del Desarrollo Lingüístico cuenta con reconocimiento de validez oficial de estudios de la SEP. Visita nuestra sección de oferta educativa.

Un grupo conformado por personas de diversos estados

El formato semipresencial es una experiencia inédita para los mediadores del Instituto DIA: personas en distintos estados de México interactúan y son retroalimentados, y a su vez viven las clases presenciales en sus respectivos estados y con su grupo local.

Esta experiencia ha resultado increíblemente enriquecedora para Cathy Maurer, quien, cuando empezó a trabajar en La Vaca Independiente, en 2015, no llegaba a imaginar que algo así podía pasar: “Hace 5 años no me cabía en la cabeza la posibilidad de vivir una mediación virtual. Con el tiempo comenzamos a trabajar en aspectos en la parte tecnológica, y se fueron cayendo algunos modelos mentales, hasta que llegamos aquí”.

Lo diverso del grupo virtual, no solo radica en la geografía, sino también en las edades, lo que, en opinión de Cathy, hace de esta experiencia virtual una actividad aún más enriquecedora. “Tienes gente de veintipocos años, y gente que tiene como 50 y que no está tan familiarizada con estos formatos y muere de terror, como yo, de que se le desconecte, de que no puedan hacer la sesión, y ahí están: duro y dale, y si tienen un problema piden ayuda, es increíble”.

Mediar a distancia

Cathy cuenta que hoy está segura de que es posible mediar a distancia y es una entusiasta al respecto. “Estás viendo la cara de todo tu grupo; tienes 30 fotos frente a ti, y, sí, estás viendo actitudes, gestos, movimientos de las personas, reacciones. Esto te da información sobre lo que está pasando con ellos, y vas planteando, a partir de esta interacción, las actividades y la retroalimentación”.

La experiencia como alumno

Francisco Mayén, de 42 años, ya había tomado cursos en línea, aunque nunca con sesiones virtuales; también conocía la mediación, pero no a fondo como la está conociendo ahora: “Aquí lo innovador es esta parte de la sesión en línea es en tiempo real”.

Para Mayén, el hecho de poder tomar un diplomado con su celular y poder hacerlo en el coche o en el transporte público ha sido algo tan sorprendente como enriquecedor: “Que un aparato que normalmente usamos para la comunicación con nuestros seres queridos se convierta en este medio de aprendizaje es algo que a mí me sorprende mucho”.

Sobre su experiencia y qué consejo le daría a alguien que quiere tomar una clase dia en formato virtual, concluye que las excusas sobran: “La mayoría de las personas solemos poner justificaciones para no hacer las cosas. No me puedo conectar, no esto, no lo otro. Yo les diría que es muy accesible, tanto, que puedes tomar este tipo de experiencias de aprendizaje desde tu teléfono celular”.

Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Cargar Más
Subscríbete a nuestro boletín